La Tumba Francesa

Inscrito en el 2008 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (originalmente proclamado en 2003).

El tipo de baile, canto y percusión llamado Tumba Francesa (literalmente, tambor francés) llegó a Cuba con los esclavos haitianos, que fueron trasladados a la parte oriental del país tras las revueltas que sacudieron Haití en 1790.

Los primeros testimonios escritos de esta tradición datan de principios del siglo XIX. Esta danza encarna uno de los vínculos más antiguos y visibles con el patrimonio afrohaitiano de la provincia cubana de Oriente. Es el fruto de la fusión, en el siglo XVIII, de la música de Dahomey (África occidental) y de los bailes tradicionales franceses. Tras la abolición de la esclavitud en Cuba en 1886 y la migración urbana de los libertos en busca de trabajo, surgieron las sociedades de Tumba Francesa en varias ciudades del Este de la isla.

Mas información: UNESCO

Foto: La Tumba Francesa. CUBA

© UNESCO/Montserrat Martell Domingo. Web UNESCO.

 

La rumba cubana, mezcla festiva de baile y música, y todas las prácticas culturales inherentes

Inscrito en el 2016 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La música y los movimientos de la rumba de Cuba están esencialmente vinculados a la cultura africana, pero también poseen algunos elementos característicos de la cultura antillana y el flamenco español. 

La rumba surgió antaño en barrios marginados de algunas ciudades como La Habana y Matanzas, así como en las proximidades de algunos puertos y en poblados de chabolas, llegando a ser especialmente popular en las zonas rurales habitadas por comunidades de esclavos africanos. Al extenderse desde el oeste hacia el este del país, la rumba llegó a ser un símbolo importante de un estrato marginado de la sociedad cubana y de su identidad.  

Más información: UNESCO

Foto: La Rumba Cubana. CUBA

© Medina Hernández, AHS, 2015. Web UNESCO.

 

El punto

Inscrito en el 2017 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

El punto es una expresión poética y musical de los guajiros cubanos consistente en una tonada o melodía acompañada por la voz de una persona que canta composiciones poéticas en décimas, improvisadas o aprendidas.  

Existen dos variantes principales de esta práctica musical: el punto libre, con compás variable; y el punto fijo, en clave o cruzado. Aunque a lo largo de la historia este género musical se ha venido practicando tradicionalmente por los habitantes de las zonas rurales, hoy en día se encuentran variantes suyas practicadas por el resto de la población cubana. 

Más información: UNESCO

Foto: El punto. CUBA

© Juan Carlos Borjas. Grupo Guijarro. Consejo Nacional de Casas de Cultura, 2009

 

 
Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina

Copyright © 2018 CRESPIAL
Av. José Gabriel Cosio #407, Urbanización Magisterial, primera etapa, Cusco.
Cusco, Perú.
Teléfono: +51 84 231191